La fonoteca de Murcia viaja a Japón, Argentina y México